Soleado

16.11°C

Embalse

Soleado
Humedad: 55%
Viento: SSW a 4.97 K/H

La firma estadounidense Amazon inauguró su segundo supermercado Amazon Go en la ciudad de Seattle. Si bien los beneficios son muchos, estas tiendas suponen un reto aún mas grande.

 

La Séptima Avenida de Seattle es una calle de mucho tránsito debido al gran volúmen de personas que van a trabajar a sus respectivas oficinas en las imponentes torres vestidas de vidrio que dominan los cielos, por lo que el paso mas lógico a seguir para la empresa Amazon era construír un supermercado cuyo público fuese la población del distrito financiero y los turistas que bajan del Space Needle.

El gigante de las compras online inauguró una nueva sucursal de su línea de supermercados Amazon Go en el 2131 de la ya mencionada Séptima Avenida. El factor que diferencia a este de otros supermercados es la falta de empleados.

El local cuenta con una serie de sensores y cámaras que distinguen a los clientes y los artículos que toman de los estantes. Una vez que los objetos son retirados, las cámaras los reconocen y automáticamente lo escanéan para añadirlo a la cuenta del usuario. Las transacciones se realizan a través de una aplicación para teléfonos móviles con vínculos a la cuenta del cliente.

AmazonGoNewinside.0

El contacto humano con el cajero se ve reemplazado por una serie de puertas con sensores que detectan la presencia de productos pertenecientes al local

La inauguración de este local está enmarcada en un plan de la compañía de expandir su red de supermercados por todo el terrirorio estadounidense. Actualmente las autoridades de Amazon tienen planes de construír locales en Los Ángeles, Chicago y San Francisco.

El sistema de compras sin cajero ni atención humana ha despertado elogios y críticas de parte de los consumidores. Aquellas personas alegres con el nuevo sistema argumentan que el trámite de hacer las compras se hace mas rápido ahora que no hay que pasar por el cajero, mientras que los no conformes mencionaron que la llegada de estas tiendas representan una amenaza para el comercio local y que se transforma en una experiencia inhumana al no estar en contacto con el cajero durante el proceso de la compra. Además, otro punto fuerte de las críticas es el reemplazo de recursos humanos a favor de sensores automatizados. Pues cabe destacar que la compañía estadounidense tiene un ámplio historial de abusos a los trabajadores y salarios bajos.

De acuerdo a declaraciones de ex-empleados de la compañía, los desmayos son comúnes debido a la falta de ventilación en los almacenes de distribución y el régimen de horas extra que se ven obligados a cubrir, la mayoría de las veces bajo la amenaza de ser despedidos. Cualquier intento de organizarse en un sindicato es frustrado sin explicación alguna, y se les descuenta del salario cada visita que realizan al baño.

 

583ca86de02ba7c45e8b587e 1920 960

Uno de los almacenes de distribución del gigante comercial

Pin It

Buscanos en redes sociales

Lo más leído

Sidebar 1