Florencia y Máximo buscan otra vía para eludir la inhibición judicial de sus bienes

 

“Condominio Máximo Kirchner y Florencia Kirchner” fue creado y dado de alta en la AFIP el 1° de enero de este año, 16 días después que el juez Claudio Bonadio ordenó la intervención de la inmobiliaria Los Sauces SA y de la cuenta “Sucesión Néstor Kirchner”. La actividad de esta persona jurídica creada por los hijos de Cristina Kirchner -en medio de la intervención de la firma, la inhibición de bienes que se les aplicó y el llamado a indagatoria-, es para realizar “servicios inmobiliarios por cuenta propia, con bienes urbanos propios o arrendados”. La principal sospecha en la Justicia es que se trate de una “maniobra para burlar la intervención" que desplazó al diputado Nacional como administrador. Y a su vez, que sea un vehículo para “cobrar alquileres”. El juez Claudio Bonadio pidió al Banco Central que informe de cualquier movimiento bancario que realicen los Kirchner.

Son millonarios por herencia. Florencia y Máximo Kirchner, imputados en dos causas por lavado de activos y llamados a indagatoria por el juez Bonadio en la causa Los Sauces SA, tienen un cuantioso patrimonio que es “materia de investigación judicial”. Cada uno recibió el 25 % de 16 inmuebles, un vehículo y acciones de tres sociedades, además de siete plazos fijos. Los hijos de Cristina Kirchner declararon en 2011 ante la AFIP -en el marco de la causa Hotesur- un patrimonio de 18.780.698,53 pesos y 17.700.608,95 pesos respectivamente.

Estos bienes “sospechados por su origen espurio” como indicó el juez Julián Ercolini cuando por pedido del fiscal Pollicita inhibió el patrimonio de los hijos de la ex Presidenta, integraron la “Sucesión Néstor Kirchner”. Esta cuenta y Los Sauces SA eran administrados por el líder de La Cámpora, quien realizó transferencias "sin justificación alguna" por más de 50 millones de pesos, según un informe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) realizado el año pasado y sobre el que ya informó Clarín. Además, percibían alquileres por 300.000 pesos en Río Gallegos (por ocho departamentos) y 32.000 dólares mensuales por el dúplex y cocheras que Cristóbal López alquila en Madero Center, cuyo contrato renovó por tres años más.

Del manejo de este dinero, como de la potestad de mover fondos de una cuenta a otra como venía haciendo Máximo, los Kirchner quedaron inhabilitados, tras la intervención que ordenó Bonadio. En medio de este escenario, los hermanos Kirchner crearon un condominio que lleva sus nombres.

La figura elegida y denominada "sujeto de derecho" (ya que no es una empresa), existe en la AFIP cuando existen varios inmuebles destinados a alquiler. "Es una manera de poder facturar lo que ingresa en concepto de alquileres, lo que sucede es que ellos tienen una medida de designación de interventor con poder de desplazamiento", indicó a Clarín Silvina Martínez, ex directora de la IGJ y abogada de la diputada Margarita Stolbizer, denunciante en el expediente Los Sauces SA.

El domicilio fiscal que se declara en el condominio, corresponde a quien será su administrador. En este caso, ante la AFIP se registró como dirección Monte Aymond 96 en la ciudad de Río Gallegos. Máximo Kirchner ya lo declaró como su domicilio en 2008 cuando constituyó junto a sus padres El Chapel SA y cuando en 2005 se asoció con Osvaldo Sanfelice en "Negocios Inmobiliarios". Ahora lo colocó como la dirección de este condominio que cuenta con un CUIT para facturar y realizar movimientos bancarios.

Consultadas fuentes judiciales, señalaron que sospechan que la creación de esta figura jurídica con fecha de enero de 2017 responde a una medida “poder cobrar alquileres y seguir administrando ese dinero”. Los Sauces SA, tiene al contador Francisco Branda como interventor administrador desde el 15 de diciembre. "Este condominio es una clara medida a los fines de burlar la intervención de la inmobiliaria y para evadir el desplazamiento de Máximo Kirchner como administrador", replicó Martínez.

El contador Branda ya envió varios informes al juez. Indicó que a Los Sauces SA le falta “una gran cantidad de documentación” que respalde sus operaciones. Y sugirió que se analice la posibilidad de "prohibir a los integrantes de la empresa (la familia Kirchner) celebrar cualquier poder o mandato ante escribano público, "básicamente para resguardar todos los inmuebles y dinero de las cuentas bancarias y cualquier ingreso de fondos", explicaron fuentes de la causa.

Atento a cualquier maniobra para “eludir las medidas judiciales que recaen sobre sus bienes”, el juez Bonadio pidió que el Banco Central informe “cualquier movimiento bancario que realicen las personas que integran la empresa”.

En la fiscalía de Pollicita, que instruye la causa Hotesur SA donde además de los bienes heredados, se embargaron los más de 5 millones de dólares que tiene Florencia en el Banco Galicia y cuyo origen aún no se determina, tampoco se informó sobre la creación del “Condominio Máximo Kirchner y Florencia Kirchner”.

 

Fuente: Clarin

Empleo en la red

jooble.org
Con la tecnologia: Jooble Córdoba

250x400_1.gif 

twitter   face

VISITA_NUESTRO_CANAL_DE_YOUTUBE.png

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

   

  

 

 

 VISITA EMBALSE !!! 

  

nissan cool